21.3.07

Cronología de una publicación: enero de 2006

30/01/2006
Han pasado treinta y tres días desde la última comunicación con la editorial. Llega el día de la cita. El primer encuentro con la editorial que está interesada en mi libro y que me ha dicho que les ha gustado mucho, tanto que quieren ofrecerme otro proyecto.

Aquel día no me vestí ni de fiesta ni formal. Algo cómodo. Iba de color lila, eso lo recuerdo muy bien. La editorial está ubicada en la zona norte de la ciudad, en la zona más acomodada. Desde casa tengo más de una hora hasta allí. Autobús y ferrocarriles. El barrio tiene el encanto dulce de las cosas ordenadas de la burguesía, hasta la acera parece más confortable y limpia. Conozco muy bien la zona porque antes he trabajado por allí y porque además, he estado con anterioridad en la misma editorial. Fue, dos años antes, después de publicar un libro de internet para la escuela primaria, estaban interesados en un proyecto de ya no recuerdo el qué... Por aquel entonces me llamaron de diferentes lugares para conferencias y otras editoriales se interesaron en mí.

El edificio impresiona, más que una editorial parece una multinacional. Recuerdo que la recepcionista era una señora muy elegante, de alta costura, y amable. Me indica a dónde he de ir. Subo al cuarto piso. En el ascensor la gente me saluda y sólo falta que los pajaritos canten y revoleteen a mi alrededor. No cualquier pajarito: son los de Disney. También hay ardillitas felices y Bambi es feliz. Todo es de color rosa. Puede que sea el efecto del ambientador floral, no sé si lo usan o no, pero es un edificio con prestancia a ambientador floral. Se abre el ascensor y salgo a un pasillo lleno de compartimentos ocupados por oficinas. He entrado en las fauces de una nave intergaláctica blanca y de acero. No hay nadie. Silencio de moqueta. ¿La recepcionista Armani me había dicho a la izquierda o a la derecha? Siempre lo olvido. ¿Cómo recordarlo cuatro pisos más arriba?

Giro a la izquierda (siempre es mi mejor opción). Sí, estoy en el lugar correcto. Me recibe la ayudante del editor en jefe que no está. El encuentro es breve. No se habla de mi libro (el libro A) sino como un breve comentario al final de la conversación que jamás olvidaré. E. me dice que tiene valor literario. No está mal que alguien del mundo editorial, sea el que sea, te diga eso. A continuación me entrega el proyecto de tarot “en el que esperan que les ayude”. En unos pocos minutos estoy fuera, en la calle. ¿Ya? Hace sol. Tengo un encargo. ¿Pero por qué me siento rara?


Más... en la próxima entrega Cronología de una publicación: febrero de 2006

Etiquetas:

3 comentarios:

Blogger matlop ha dicho...

quede muy metido...jajaj!

quiero más!!!!

un abrazo feliz
M:

21.3.07  
Blogger Jimena ha dicho...

Gracias por los comentarios! ¡Si la gente supiera lo que inspiran! Ah!
Todo lo bueno, es mejor saborearlo poco a poco jiji y ésta es una larga historia :-)
Tú podrías contar tus peripecias con los engendritos... ¿algo en común?
Ojalá hubiera un sitio, un blog o lo que fuera donde se contaran historias de cosas qeu se llevan adelante y que un día nacen. Me gustaría mucho comparir más este tipo de historias. Quizás para verlas con ojos verticales :-)
´
Otro abrazo!

22.3.07  
Blogger matlop ha dicho...

Querida jimena!!

Buena idea...!!

es más, será sincronía, jajaj??

Te cuento, ayer en la tarde nos hicieron un documental para un programa de televisión sobre innovación. Este espacio audiovisual está financiado por el Consejo de Innovación para la Competitividad dependiende del Ministerio de Economía

http://www.consejodeinnovacion.cl/cnic/cnic/web/portada.php

El punto es : dar testimonio de nuestra experiencia creativa ( y de negocios) para que otros chilenos , les picara el bichito de hacer camino propio!!!..jaja..con un fin social para el desarrolo de una comunidad!

Un abrazo gigante
M:

23.3.07  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal