16.3.07

Cómo empezó todo: primer contacto con la editorial

Tengo un libro sobre Tarot, cuentos y pequeñas recetas mágicas que he estado escribiendo durante tres años. Es un libro al que le tengo mucho amor y más aún porque nadie excepto algunos desconocidos, conocidos, poco conocidos, amigos de amigos y los propios amigos parecen tenerlo en cuenta. A ellos les encanta y se lo pasan de unos a otros (ha llegado a manos de gente que ni tan siquiera conozco y que acaban contactándome, que les gusta mucho). Pero en lo que respecta a editoriales y agentes literarios el panorama cambia mucho. Será que nació durante un mes en el que lloré mucho...


El 17 de diciembre de 2005 intenté, una vez más, llevarlo a editoriales. Esa vez fue personalmente porque se trataba de una apuesta, precisamente, personal. Ya estaba cansada del recorrido habitual por agentes y otras editoriales. Tengo amigos que han trabajado en casi todas las editoriales que se conocen y ellos me ayudaron a elegirlas. Primero fui a la editorial Obelisco, de la cual tenía excelentes referencias. Pero me atendieron mal, no me dieron ningún tipo de información y se deshicieron de mí como si fuera una autora pesada más de su larga lista de bichos de ese tipo. ¡Al menos no me disecaron! Sino estaría ahora pegadita a un trozo de corcho con mis patitas y antenitas disecadas.


También fui a la editorial Océano. Me atendió una chica muy amable: Esther. Me trató como si tuviera derecho a dejarle mi manuscrito, mi propuesta, en la editorial. A veces que una le traten bien puede parecer algo raro, ¿verdad? Y además, me explicó muy claramente cómo funcionaban en la editorial con este tipo de asuntos y sus plazos de tiempo. Tenía que esperar un mínimo de un mes. ¿Qué más daba despues de tres años de escribir y otro de esperar respuestas? A los veinte días me llamaban porque les había gustado mucho mi manuscrito y porque incluso tenía cualidades literarias. Mi sorpresa fue aún mayor cuando me ofrecieron escribir otro.


Tenían un proyecto abandonado sobre una especie de manual de Tarot. Y les pareció que yo era la persona adecuada para desarrollarlo. Aquello me sorprendió. Lo que yo quería era publicar mi otro libro, el que llevaba parte de mis vivencias durante tres años y que es producto de mi manera de entender el tarot. Además no pensaba que yo podía ser la persona más adecuada para escribir un manual del tarot. No me sentía preparada. Había mucha gente mucho mejor que yo. En fin... al principio la idea no me hacía ninguna gracia. Sonreí y les dije que tenía que pensármelo. En realidad quería meditar sobre la manera en que podría decir que no sin que por ello MI libro sufriera las consecuencias o represalias. He trabajado en editoriales: son medios extraños, susceptibles, estresados, caóticos y mentirosos. Necesitaba tiempo, no quería precipitarme.






Etiquetas:

2 comentarios:

Blogger pilar ha dicho...

Oleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

17.3.07  
Blogger Jimena ha dicho...

Leréleréééééééé Leréleréééééééé Leréleréééééééé Leréleréééééééé
Ole tu grassiah, mi niña!

18.3.07  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal